Picaduras de verano - alergólogo en Barcelona PB Clinical

Picaduras de verano: nuestro alergólogo en Barcelona te ayuda a tratarlas

Las picaduras de verano son la causa de la mayoría de las consultas que atiende nuestro alergólogo en Barcelona durante la época estival. El calor aprieta y los insectos, invertebrados y ciertos animales marinos aparecen por doquier, por lo que nuestras fantásticas vacaciones en la playa o en la montaña pueden verse perturbadas por un indeseado encuentro con uno de estos seres.

Por eso, saber qué hay que hacer ante una picadura es una información muy valiosa, sobre todo si este verano vas a a frecuentar zonas donde proliferan estas especies. A continuación, el médico especialista de nuestra clínica de alergología en Barcelona nos explica cuáles son las picaduras más frecuentes, sus efectos y cómo actuar si sufres una.

Picaduras de verano más frecuentes

Mosquitos y tábanos

Picaduras de verano-alergólogo en BarcelonaLas picaduras más frecuentes en los meses de verano son las de moscas, mosquitos y tábanos. Las moscas muerden, algo que muchos desconocen dado que no suelen comportar ningún efecto secundario y por lo tanto no hacemos mucho caso. Sin embargo, las picaduras de mosquitos y tábanos si merecen atención puesto que son muy muy frecuentes, ocasionan molestias e incluso dolor.

Los mosquitos, el rey de las picaduras de verano, pica para succionar nuestra sangre y nos inocula una sustancia anticoagulante para poder hacerlo, que es la que provoca la consabida roncha y el picor. Suele estar más activo desde el atardecer, por la noche y al amanecer, aunque puede picar a cualquier hora del día.

Evitar su picadura es casi imposible. Existen productos farmacéuticos que intentan evitar que se acerquen mediante olor a limón y otros productos repelentes, pero su efectividad no es muy alta.

Su picadura no es muy grave, aunque sí molesta por lo que se pueden encontrar productos a base de hidrocortisona, calamina o amoníaco que pueden paliar sus efectos.

Abejas y avispas

Las picaduras de los himenópteros también son muy frecuentes y algo más dolorosas que las de los mosquitos. No son mortales, pero son las que mayores reacciones de tipo alérgico provocan. Según nuestro alergólogo en Barcelona, en nuestro país cerca de un millón de personas presenta reacciones alérgicas por picadura de avispas y abejas, en una tendencia al alza que ha hecho que el porcentaje de atención sanitaria relacionada con alergia a estas picaduras haya aumentado un 20 % en los últimos diez años. Picaduras de verano-alergólogo en Barcelona

En principio, no suelen revestir gravedad en personas que no son especialmente sensibles, aunque si la picadura afecta a zonas delicadas como boca, lengua o cuello, es recomendable acudir a un centro médico para evitar complicaciones.

Evitar su picadura es complicado cuando se hace vida al aire libre. Ciertamente se sabe que los colores llamativos, los aromas perfumados e intensos, como los que desprenden las colonias, y el olor de ciertos alimentos, sobre todo si son dulces, atraen con fuerza a este tipo de insectos, así que a modo de prevención es una información útil sobre qué es lo que no debemos hacer si tenemos previsto pasar el día fuera.

Ante una picadura de abeja hay que intentar sacar el aguijón, dado que estos animales lo pierden tras el ataque y mueren. Con las avispas, en cambio, no ocurre lo mismo. En ambos casos nuestro alergólogo en Barcelona recomienda no utilizar remedios caseros como aplicar barro o saliva. Es mejor lavar bien la zona con agua y jabón y si fuera necesario acudir a un especialista que aplique una pomada anthistamínica o un tratamiento más fuerte si lo cree conveniente.

Arañas, escorpiones y alacranes

Estos invertebrados se encuentran activos todo el año, aunque con el calor se movilizan más y es más fácil verlos. Además, suelen vivir en zonas de campo o montaña que frecuentamos mucho durante el verano, por lo que sus picaduras están también a la orden del día, sobre todo en lo que respecta a las arañas.

Picaduras de verano-alergólogo en Barcelona En nuestro país no hay arañas cuya picadura sea mortal, aunque algunas sí pueden revestir cierta gravedad. Es el caso de la famosa viuda negra, la araña marrón de los rincones o araña violinista y la tarántula. No suelen atacar ni son agresivas, y aunque de forma inusual, se producen algunos casos de picadura de estas arañas en algunos lugares de España.

Las picaduras de araña más frecuentes se producen en las casas y son bastante leves. Ocasionan dolor leve y una pequeña inflamación local que, como en el caso de los mosquitos, desaparece en unas horas.

La picadura de escorpiones y alacranes, en cambio, se producen siempre al aire libre, en zonas rocosas, secas y cálidas. No suelen atacar al hombre, pero es frecuente que piquen como defensa cuando se sienten en peligro cuando fortuitamente levantamos una roca o pisamos cerca de donde se encuentran. Un consejo muy útil para evitar su picadura es llevar calzado cerrado y con calcetines si vamos a frecuentar los lugares en los que pueden habitar. En caso de picadura de escorpión o alacrán nuestro alergólogo recomienda acudir de inmediato a un servicio de urgencia, ya que causan un gran dolor, inflamación local, calambres musculares y malestar general y pueden requerir de tratamiento farmacológico.

Medusas y otros animales marinos

Si hay una picadura asociada al verano, esa es la de medusa. Estos animales transparentes suelen habitar las costas de aguas cálidas, por lo que es muy fácil que durante un refrescante baño tengamos un desagradable encuentro con una de ellas. Poseen unos tentáculos llenos de pequeños aguijones que al entrar en contacto con nuestra piel se clavan produciendo pequeñas pápulas agrupadas en forma lineal.

Picaduras de verano-alergólogo en BarcelonaEs importante no tocar la zona afectada, lavarla con agua salada, aplicar frío local no directo y acudir a un puesto de la Cruz Roja para que nos administren medicación si fuera necesario.

Mucho menos frecuentes son las picaduras de pez araña o de erizo de mar. La picadura del primero es bastante dolorosa, pues posee un aguijón que debe ser extraído, para lo que en algunas ocasiones es necesario aplicar anestésico local. Por eso es conveniente recibir atención profesional que valorará si hay que acudir a un centro hospitalario. El erizo de mar, por su parte, posee unas púas que se clavan en la piel, generalmente de pies y manos cuando por accidente se apoyan en la roca a la que están adheridos estos seres. Ocasionan dolor y reacción local que desaparece al extraerlas. La aplicación de compresas de vinagre también contribuirán a paliar la inflamación y sensación de dolor.

Como habrás comprobado, en la mayoría de los casos las picaduras de verano no suelen tener consecuencias muy graves para la salud, sin embargo según nos advierte nuestro alergólogo en Barcelona, una persona que padece cualquier tipo de alergia puede mostrar especial sensibilidad y experimentar una reacción más acusada de lo habitual a estas aunque no tenga alergia específicamente al animal en cuestión.

Por eso, si padeces una alergia es importante que sepas que las picaduras de verano pueden afectarte más de la cuenta y debes estar preparado para ello. Si estás preparando tus vacaciones y crees que vas a estar expuesto a este tipo de picaduras, ven a nuestra clínica de alergología en Barcelona. Te informaremos de los posibles riesgos y te asesoraremos sobre los productos más adecuados para prevenir y tratar estas posibles picaduras para que nada estropee tus días de descanso.