Alergia a los frutos secos - clínica de alergología en Barcelona PB Clinical

Nuestra clínica de alergología en Barcelona te lo cuenta todo sobre la alergia a los frutos secos

Entre todas las alergias alimentarias que tratamos en nuestra clínica de alergología en Barcelona, la alergia a los frutos secos es una de las más frecuentes y suele manifestarse a edades muy tempranas y en la mayoría de casos durar toda la vida.

Compuestos por proteínas, grasas insaturadas y vitaminas, minerales, fibra y fitoquímicos, a pesar de sus numerosos beneficios para la salud, los frutos secos son uno de los alimentos de origen vegetal que más alergias provoca y que nos obliga a extremar las precauciones, ya que podemos encontrarlos no solo sueltos y a granel, sino también en pequeñas cantidades en pasteles, bollería y otros muchos productos.

Pero ¿en qué consiste exactamente la alergia a los frutos secos? ¿Qué síntomas puede provocar? ¿Cómo se diagnostica? ¿Tiene tratamiento? Hoy, nuestro alergólogo en Barcelona va a contestar a todas estas preguntas para ayudarte a conocer mejor este tipo de alergia y a saber cómo enfrentarte a ella.

¿Qué es la alergia a los frutos secos?

Los frutos secos se caracterizan por contener potentes alérgenos, muy estables y resistentes al calor y a la digestión, que producen es una reacción adversa del sistema inmunitario a la ingestión, contacto o inhalación. Eso implica que las reacciones alérgicas que se desencadenan sean graves e inmediatas.

Lo primero que solemos explicar a los pacientes que acuden a nuestra clínica de alergología en Barcelona es que cualquier fruto seco puede producir alergia, aunque los más frecuentes son los cacahuetes, las nueces y las avellanas. Dado que los frutos secos son de distintas familias, la mayoría de las personas sufren alergia a un solo fruto seco en particular. Sin embargo, existen casos en los que se puede tener alergia a varios o a casi todos los frutos secos debido la reactividad cruzada o a que la proteína que produce la reacción alérgica se encuentra en diferentes frutos secos, así como en otros alimentos como el melocotón y el albaricoque.

Además, también hay que tener en cuenta que dichas proteínas se utilizan para procesar numerosos alimentos debido a sus propiedades de viscosidad, absorción de agua, emulsionantes, etc., por lo que se encuentran ocultas y pueden provocar reacciones en aquellas personas alérgicas a los frutos secos.

Este hecho hace que sea muy importante aprender a reconocer los síntomas para poder realizar un diagnostico correcto y encontrar el tratamiento adecuado.

Síntomas más frecuentes de la alergia a los frutos secos

Las personas que padecen alergia a los frutos secos pueden experimentar varios síntomas y de diferente gravedad, pero todos suelen manifestarse aproximadamente a los 30-60 minutos tras consumir alimentos que contienen ese tipo de alérgenos, e incluso sin consumirlos, simplemente por un mínimo contacto con la piel o por inhalación.

Estos son los más habituales:

Piel: las reacciones cutáneas son el tipo más frecuente de reacción alérgica a alimentos. Pueden adoptar la forma de granos o ronchas de color rojo asociados a picor (urticaria), eccema, enrojecimiento e inflamación en la cara y/o alrededor de la boca. A algunas personas alérgicas les puede salir una erupción al entrar en contacto con un fruto seco, incluso aunque no lo lleguen a ingerir.
Sistema digestivo: los síntomas pueden adoptar la forma de retortijones, náuseas, vómitos o diarrea.
Sistema respiratorio: los síntomas pueden oscilar desde el moqueo o la congestión nasal, los estornudos, el picor ocular y los ojos llorosos hasta la aparición de crisis asmática asociada a ataques de tos, resuello o emisión de ruiditos (o «pitos») al respirar.
Sistema cardiovascular: la persona afectada puede experimentar mareo y/o llegarse a desmayar.

En los casos más graves, la alergia o a los frutos secos puede provocar anafilaxia.

Si padeces cualquiera de estos síntomas, te recomendamos acudir inmediatamente a nuestra clínica de alergología en Barcelona donde podremos determinar y confirmar si se trata de alergia a los frutos secos mediante un diagnostico detallado y recomendarte el tratamiento más adecuado.

Diagnóstico de la alergia a los frutos secos

Para poder efectuar un diagnóstico correcto, nuestro alergólogo en Barcelona te formulará antes de todo algunas preguntas sobre las reacciones que hayas presentado y sobre el tiempo que suele transcurrir entre la ingesta del alimento y la aparición de los síntomas. También te preguntará si hay algún otro miembro en tu familia que tiene alergias o afecciones relacionadas con la alergia, como el eccema o el asma.

Después, se realizará un prick test, una prueba dermatológica no invasiva que averigua si hay respuesta cutánea ante la exposición directa al alérgeno, además de un análisis de sangre.

Consejos para las personas alérgicas a los frutos secos

Según el médico especialista de nuestra clínica de alergología en Barcelona, el método más eficaz para combatir la alergia a los frutos secos es eliminar totalmente de la dieta aquellos a los que se es alérgico, así como sus productos transformados que puedan llevar proteínas de estos como ingrediente.

Otras acciones que te recomendamos para prevenir posibles reacciones son:
• Leer atentamente las etiquetas cuando compres en el supermercado, ya que los frutos secos son de obligada declaración en el etiquetado de los alimentos. Si tienes dudas, mejor evita consumirlos.
• Aportar el certificado médico y la lista de alimentos a los que se es alérgico en lugares donde se vaya a comer (comedor escolar, campamentos, excursiones, hospitales, restaurantes, viajes) para evitar su consumo.
• Tener siempre a mano la medicación oportuna en caso de reacción alérgica.

Ven a PBClinical y nuestro médico alergólogo en Barcelona realizará las pruebas pertinentes para diagnosticar cuál es tu problema y te aconsejará sobre el tratamiento que debes seguir y los alimentos que debes eliminar o tomar con precaución. ¡Recibe ayuda profesional para volver a sentirte bien sin tenerle miedo a tus alergias!