Vacuna de alergia a los ácaros - alergólogo en Barcelona PB Clinical

¿En qué consiste y cómo se administra la vacuna de alergia a los ácaros? Nuestro alergólogo en Barcelona responde

Como ya ha explicado más de una vez nuestro alergólogo en Barcelona, la alergia no es otra cosa que una reacción anormal del organismo que responde de forma exagerada cuando entra en contacto con una sustancia proveniente del exterior, a la cual normalmente los demás individuos no reaccionan. Esta sustancia se llama alérgeno.

Los alérgenos son sustancias comunes y habitualmente inocuas para la mayoría de las personas, que, sin embargo provocan una reacción en personas que son sensibles a dicho alérgeno. En el caso que nos ocupa, cuando hablamos de alergia al polvo, en realidad reaccionamos al contacto con los ácaros del polvo doméstico o de almacén.

Cuando este alérgeno penetra en el organismo de una persona alérgica, su sistema inmunitario responde produciendo una gran cantidad de anticuerpos llamados IgE. Así, la exposición a los ácaros producirá la liberación de mediadores químicos (histamina) que provocaran los síntomas típicos de la reacción alérgica, como lagrimeo, picor ocular, enrojecimiento ocular (conjuntivitis), estornudos, congestión nasal, picor nasal, destilación nasal (rinitis), tos, ahogo, silbidos en el pecho (asma).

Estos síntomas son, ante todo, muy molestos y, si afectan al sistema respiratorio, pueden ser incluso graves. Por eso es recomendable acudir a un especialista que ofrezca asesoramiento para empezar a dar los pasos necesarios para controlar la alergia a los ácaros.

Nuestro alergólogo en Barcelona establece que el primer paso es saber a qué se es alérgico. Se trata de una cuestión fundamental, pues una vez establecido el diagnóstico, es posible empezar a diseñar el tratamiento más adecuado.

Limitar la cantidad de alérgenos del entorno con medidas sencillas y algunas recomendaciones de prevención en casa son medidas que ayudan a convivir con la alergia a los ácaros, pero en muchas ocasiones resultan insuficientes.

Si los síntomas son persistentes y de cierta gravedad es posible que la solución sea iniciar un proceso de vacunación, pues según la Organización Mundial de la Salud, la inmunoterapia o vacunación es el único tratamiento que puede alterar el curso natural de las enfermedades alérgicas y también puede impedir el desarrollo de asma en los pacientes con rinitis alérgica.

La alergia al polvo tiene un alto grado de curación, siempre y cuando se apliquen medidas que eviten o reduzcan la exposición a los ácaros y se siga un tratamiento específico adecuado. Y eso es porque, a diferencia de los tratamientos sintomáticos, la inmunoterapia trata directamente la causa de la enfermedad.

La vacunación con alérgenos o inmunoterapia consiste en administrar progresivamente dosis repetitivas del alérgeno al enfermo (en nuestro caso los ácaros) con el fin de disminuir o eliminar su sensibilidad hacia este.

La duración de este tratamiento suele ser de tres a cinco años en la mayoría de los casos. Sin embargo, la mejoría de los síntomas comienza a notarse a los tres o cinco meses de haber iniciado el tratamiento.

Desde nuestra clínica de alergología en Barcelona debemos insistir en que la vacunación debe ser indicada y supervisada siempre por un médico especialista en alergia, y si es posible aconsejamos iniciar la inmunoterapia cuanto antes para evitar la evolución y cronificación de la enfermedad alérgica.

Existen dos maneras de administrar la vacuna para la alergia a los ácaros, por vía subcutánea o por vía sublingual.

La administración por vía subcutánea consiste en inyectar el alérgeno bajo la piel, en la cara exterior del brazo, entre el codo y el hombro. Una vez alcanzada la dosis de mantenimiento, el tratamiento consiste en la administración de una dosis mensual durante el período de tiempo indicado por el médico especialista.

La vía sublingual es una alternativa eficaz a la vía subcutánea y posibilita una mejor aceptación de la inmunoterapia por parte del paciente. Consiste en depositar unas gotas de la solución con el alérgeno debajo de la lengua y mantenerlas entre 2 a 3 minutos, hasta su total absorción.

La principal característica de la terapia sublingual es la comodidad, ya que se puede aplicar en el domicilio sin necesidad de ir al centro de salud, sin embargo debe administrarse de forma diaria y durante un periodo más largo de tiempo, de hasta 5 años.

Si sufres de alergia a los ácaros habrás comprobado que sus síntomas pueden llegar a ser muy invalidantes. Ante eso, nuestro alergólogo en Barcelona recomienda la inmunoterapia, ya que hemos comprobado que mejora sustancialmente la calidad de vida. Ven a PB Clinical. Estudiaremos tu caso, analizaremos tu situación y elaboraremos contigo un tratamiento personalizado para que te sientas mejor. Porque la solución a tu problema quizá sea más sencilla de lo que crees.