Alergias en embarazo, PB Clinical

Alergología en Barcelona: todo sobre la alergia y embarazo

¿El embarazo es un factor de riesgo durante el embarazo? ¿Los medicamentos antialérgicos pueden afectar al feto? Estas dudas son comunes entre las pacientes que llegan a nuestra clínica de alergología en Barcelona en busca de asesoría sobre cómo tratar sus síntomas sin perjudicar la salud del bebé. El hecho de estar embarazada no supone un riesgo añadido frente a las alergias pero las molestias afectan de modo distinto a cada gestante. Así como en algunas mujeres pueden disminuir, en otras pueden intensificarse y resultar más incómodas de lo habitual. Hoy nuestro alergólogo en Barcelona nos da algunos consejos para controlar y prevenir los síntomas y nos habla de la importancia de acudir a un especialista antes de empezar o suspender cualquier tratamiento.

Síntomas de la alergia en el embarazo y cómo aliviarlos

Ojos hinchados y enrojecidos que pican y lagrimean, nariz tapada, mucosidad y estornudos frecuentes, asma y dermatitis. Las alergias en la mujer embarazada se manifiestan de la misma forma que si no lo estuviera, a veces con más intensidad y a veces con menos, siendo los alérgenos los mismos que en otras personas alérgicas: polen, ácaros, alimentos, medicamentos, y epitelio de animales. Estos no tienen por qué afectar al feto y tampoco los síntomas que provocan, sin embargo lo que cambia puede ser la percepción del trastorno por parte de la futura mamá, especialmente si esta sufre de alergias respiratorias. Durante la gestación, el incremento de hormonas estrógenos y al mayor flujo sanguíneo inflaman las mucosas nasales provocando muy a menudo rinitis que, sumada a la que suele ser provocada por las reacciones alérgicas, intensifica aún más el malestar. En general, la época del año en que más aparecen las alergias es la primavera, debido al contacto con el polen. Así que procurar exponerse lo menos posible a los alérgenos en esta estación es fundamental para prevenir los síntomas o aliviarlos, evitando así suministrar altas dosis de antihistamínicos u otros medicamentos durante el embarazo.

Nuestro especialista en alergología en Barcelona, recomienda además seguir algunas pautas para mantener bajo control las molestias:

  • informarse semanalmente de la densidad del nivel de polen en el aire en la zona en la que vivimos;
  • renunciar a los paseos al aire libre en los días especialmente secos y ventosos, cuando la concentración de polen en el aire es máxima;
  • ser muy cuidadosas con la limpieza del hogar para evitar reacciones alérgica a los ácaros
  • efectuar lavados nasales con suero fisiológico para aliviar la rinitis y eliminar las sustancias que causan la inflamación. En caso de conjuntivitis o de dermatitis se pueden utilizar colirios y cremas o ungüentos tópicos, seguros para la salud de la madre y del bebé;
  • crear un ambiente húmedo, utilizando humidificadores de ambiente;
  • beber muchos líquidos a lo largo de todo el día;
  • mantenerse alejadas del humo del tabaco, ya que además de ser prejudicial para la salud del feto, debilita las mucosas nasales, oculares y bronquiales, favoreciendo la entrada de polen y, por lo tanto, las reacciones alérgicas;
  • evitar las excursiones al campo en los períodos de máxima difusión del polen;
  • Instalar un filtro antipolen en el coche y limpiarlo periódicamente.

Todas estas precauciones son válidas para cualquier persona alérgica y, en el caso de las embarazadas, combinadas con determinados tratamientos suaves, ayudan a sobrellevar mejor los síntomas y mejoran el estado general de salud.

Medicamentos y vacunas. ¿Sí o no?

Otra de las preocupaciones frecuentes entre las embarazadas que sufren de alergias es si pueden continuar con su tratamiento habitual. La mayoría de los medicamentos que se usan para tratar las alergias pueden utilizarse durante la gestación, sin embargo nuestro alergólogo destaca la importancia de no interrumpir ni empezar a tomarlos sin haber consultado un especialista. Será este último quien, tras evaluar riesgos y beneficios, escogerá los más apropiados para cada caso e indicará a la paciente si continuar con la misma dosis, modificarla o suspenderla por lo menos durante el primer trimestre, que es la etapa más importante de formación del bebé y cuando más expuesto a riesgos está.

Actualmente, como alternativa a los tratamientos farmacológicos, muchas personas alérgicas son tratadas con inmunoterapia: periódicamente se inyectan extractos de alérgeno para inducir cierta inmunidad. Pero, ¿es seguro vacunarse de la alergia durante el embarazo? Como norma general, no se recomienda iniciar una nueva vacunación en la gestación por el mayor riesgo de reacciones alérgicas que se pueden producir en esa fase de inicio, sin embargo si la mujer se queda embarazada cuando ya está en fase de mantenimiento de la vacuna y la tolerancia es buena, se puede continuar con la administración de la misma siempre tras una valoración médica de cada caso de forma individualizada.

 

En PB Clinical te haremos las pruebas necesarias para identificar los alérgenos que te afectan y determinaremos según tus necesidades el tratamiento más adecuado para el alivio de los síntomas. ¡Contáctanos y no dejes que las alergias te impidan disfrutar de tu embarazo!